AIIC: ISO, o que é isso?

Actividad a distancia organizada por AIIC Brasil

Dictado por:

  • Victoria Massa-Bulit, coordinadora de AIIC ISO Standards Project, y representante de AIIC ante la ISO
  • Verónica Pérez Guarnieri, convocante de la ISO TC 37/SC5 / WG2 de Interpretación, experta IRAM ante la ISO
  • Livia Cais, coordinadora de proyecto de ISO de la AIIC Brasil

Fecha y horario: sábado 4 de julio  a las 10.00 (hora de Brasil)

Duración aproximada: 2 horas

Inscripción: https://us02web.zoom.us/webinar/register/WN_2QMKbYAuR_yXsWkc7ukv0g

La sala de Zoom abrirá 15 minutos antes.

La pronunciada curva de aprendizaje sobre otra modalidad de interpretación

Espacio de trabajo

Como describimos en la entrada anterior sobre la virtualización de los eventos, el aislamiento social y obligatorio dispuesto como consecuencia de la pandemia desatada por la COVID-19 ha forzado a los intérpretes de conferencias a replantear su modalidad de trabajo.

Algunos ya prestábamos servicios de interpretación simultánea o consecutiva a distancia, en línea, con las AIIC: Directrices para la interpretación a distancia (Versión 1.0), las Recomendaciones de la Fuerza de Trabajo de AIIC sobre Interpretación Remota y la ISO/PAS 24019:2020 Simultaneous interpreting delivery platforms — Requirements and recommendations (Plataformas de Interpretación Simultánea-Requisitos y Recomendaciones).

En cuanto a mi experiencia, desde principios de 2019, he provisto servicios de interpretación remota desde un entorno controlado con las siguientes características:

  • Conexión a Internet dedicada por cable. Esto es muy importante dado que la conexión wifi es más inestable.
  • Sala privada con adecuada insonorización.
  • Interfaces de interpretación según la norma ISO 20109:2016 Anexo B.1.
  • Auriculares conectados por USB a la computadora.
  • Tres computadoras con procesador de última generación y memoria suficiente para ejecutar el software de trabajo.
  • Software de protección de datos instalado en las computadoras de trabajo.
  • Monitor auxiliar de pared.
  • Banco de electricidad por posibles cortes de energía.
  • Asistencia de personal técnico en el lugar.

Aparte de lo enumerado, lo más importante para garantizar el éxito del trabajo era que los intérpretes se encontraban ubicados en la misma sala, sin importar el modo de interpretación (simultánea o consecutiva). En cualquiera de los casos, la tarea se desarrollaba de acuerdo con la norma IRAM 13612 «Requisitos y recomendaciones para la provisión de servicios de interpretación de lenguas» (2018).

El escenario descripto no era el ideal, dado que era preferible contar con una cabina y con las consolas tradicionales. De todas maneras, si se lo consideraba con una mirada benévola, no distaba mucho del escenario ideal.

La interpretación y la cuarentena

Ahora bien, la aplicación de los protocolos de distanciamiento social y la imposibilidad de movilizarse nos han obligado a reconvertirnos rápidamente.  En consecuencia, el hub debió migrar a un estudio casero con todo lo que ello implica.

Pensando en aquellos intérpretes que deben trabajar en estas circunstancias, a continuación, se detallan algunas recomendaciones que he aplicado en mi caso tanto para interpretación remota como para capacitación en línea de intérpretes no docentes:

  1. El espacio

Es fundamental cuidar el espacio de trabajo. Por esa razón, conviene disponer de un lugar en la casa con la debida aislación de sonido, con el teléfono de línea y celular en modo silencioso, con adecuada ventilación e iluminación (por ejemplo, para que no refleje la iluminación en la pantalla, es mejor colocarse mirando hacia la ventana con luz natural o colocar una lámpara detrás de la computadora).  Es importante para preservar la imagen profesional eliminar todo el desorden detrás de su asiento.

Siempre es fundamental tener una luz de emergencia al alcance de la mano.

  1. La conexión

La conexión es fundamental, por eso, conviene contar con una línea dedicada de Internet con, al menos, 100 Megas (2 Mbps de descarga, 1,5 Mbps de carga; óptimo 5 Mbps de descarga, 2,5 Mbps de carga). Lo ideal es contar con dos servicios de Internet para evitar cualquier contingencia: una conexión principal de Internet por cable (a través de un cable LAN/Ethernet al router) y una conexión secundaria separada de la conexión primaria. Esta puede ser alámbrica o inalámbrica según las posibilidades del intérprete.

Si bien no siempre es posible, es importante limitar el uso de las conexiones a Internet mientras se está trabajando. El uso simultáneo de otros miembros de la familia puede entorpecer o ralentizar nuestra conexión y, en consecuencia, puede perjudicarnos en nuestro trabajo.

  1. Los equipos básicos

Como mínimo, es necesario contar con una computadora de escritorio o portátil. Aunque no siempre es posible, se recomienda contar con un monitor de escritorio adicional. Por eso, muchos profesionales utilizan una computadora de escritorio y una notebook para suplir este segundo monitor, además de usarla como dispositivo auxiliar conectado a 4G.

Para evitar los problemas de sonido, como los acoples, las reverberaciones o cualquier tipo de distractor, es recomendable el uso de auriculares conexión USB que cuenten con cancelación de sonido circundante para asegurarnos un verdadero aislamiento respecto del entorno en el momento de trabajar.

Lo ideal es trabajar con auriculares con micrófono incorporado y silenciar manualmente el micrófono de la computadora o de la cámara. No conviene utilizar los altavoces o los micrófonos de las computadoras porque la calidad del sonido suele ser mala y, en muchos casos, se captan sonidos ambientales que pueden ser contraproducentes para nuestra imagen profesional.


Los desafíos no solo son de orden lingüístico, sino que, en este último tiempo nos hemos visto interpelados desde todas facetas de la situación comunicativa: desde las cuestiones de seguridad informática hasta las nociones básicas de acústica para elegir nuestro mejor lugar de trabajo. Hemos tenido que investigar sobre las características de las plataformas para poder elegir aquellas más seguras no solo respecto de su estabilidad, sino respecto de los riesgos de que ciertas reuniones muy privadas quedaran expuestas en la red. En suman, nos hemos convertido también en asesores tecnológicos para nuestros clientes.

Sabemos que estamos viviendo tiempos difíciles y que no siempre resulta agradable adaptarse mediante recursos caseros para llevar a cabo una tarea profesional que, de por sí, conlleva una gran presión en el momento de interpretar. Por esta razón, dejé para lo último la recomendación más importante: debemos conservar una actitud positiva y pensar esta situación crítica como un desafío, y, de esa manera, transmitir el aplomo adecuado que caracteriza la imagen de un verdadero profesional, que asume el trabajo con la misma responsabilidad de siempre, aunque, por cuestiones excepcionales, lo lleve a cabo en el living de su casa.

Enlaces útiles

AIIC: Directrices para la interpretación a distancia (Versión 1.0)

AIIC Covid-19 Distance Interpreting Recommendations for Institutions and DI Hubs

AIIC best practices for interpreters during the Covid-19 crisis

El auge de los eventos virtuales

Virtual events

A estas alturas, ya sabemos cómo la pandemia de coronavirus ha golpeado a la industria de los eventos.  Y los intérpretes han sufrido daños colaterales. El principal mensaje de los gobiernos es que necesitamos aplanar la curva y posponer el pico tanto como sea posible.  Y esto significa un distanciamiento social. Por lo tanto, las reuniones y encuentros en vivo no son una opción. Cobran importancia, entonces, los eventos virtuales y la interpretación remota.

Algunos planificadores se han apresurado a hacer lo que la industria ahora llama “pivote a lo virtual”.  Pero, ¿qué implica? ¿Significa que cualquier evento planificado para el mundo real puede ejecutarse virtualmente? Bueno, no, ese no es el caso. Hay que hacer muchos ajustes, y la interpretación no es un rubro menor. Veamos primero algunas características de los eventos virtuales:

  • Aunque los eventos en vivo son consumidores de tecnología, el proceso de planificación y producción de eventos virtuales requiere un alto nivel de destreza tecnológica, que debe adquirirse rápidamente. ¿Qué se debe utilizar? Hay muchas opciones disponibles, pero la mayoría de ellas se han visto desbordadas por el aumento de la demanda, lo que plantea problemas de seguridad y estabilidad. Estas son solo algunas de las muchas opciones disponibles: : Zoom, Webex, Pathable Virtual Events, Eventtia, Meeting Play, Virtual Hublio, Glisser, Microsoft Teams for Business, etc.
  • Encontrar oportunidades de patrocinio para eventos virtuales puede resultar más difícil en cuanto a los métodos para monetizar los eventos y la disposición de los patrocinadores a hacerlo. ¿Realmente vale la pena patrocinar un evento en el que la gente no tendrá la oportunidad de conocerse cara a cara e influenciarse mutuamente? Si la respuesta es sí, ¿cómo se puede hacer?
  • Involucrar a la audiencia es otro desafío. Algunos ejemplos creativos para mantener la atención del público son: ilustraciones en tiempo real durante las sesiones, juegos en vivo y competencias, entretenimiento virtual y más.
  • Seguros: los eventos virtuales son territorio inexplorado para las compañías de seguros. Y también tendrán que adaptarse rápidamente si no quieren ver una de sus fuentes de ingresos cerrada durante algún tiempo.
  • Y la interpretación (que merece un blog aparte) también tiene que girar hacia lo virtual, con todo lo que eso conlleva. Antes de que nos volvamos a encontrar para hablar de las diferentes opciones de interpretación a distancia, basta con señalar que la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC) insta a sus colegas a que insistan en el cumplimiento de las normas básicas para este tipo de escenarios de interpretación, tal y como se establecen en AIIC’s guidelines on distance interpreting, así como también la ISO 20108 on ‘Simultaneous interpreting- Quality and transmission of sound and video input’ y  la ISO/PAS 24019:2020 Simultaneous interpreting delivery platforms — Requirements and recommendations . Asegurar tal cumplimiento beneficiará a nuestros clientes, a los participantes y a nosotros mismos, los intérpretes.

En conclusión

Aprovechemos lo que queda de este año y capitalicemos los eventos virtuales, que serán pospuestos o virtualizados en su mayor parte, no cancelados. Y, al mismo tiempo, esforcémonos por estar al día porque la era de los eventos virtuales sólo está comenzando, y a medida que sigan teniendo lugar, habrá más innovación.

Un nuevo movimiento: #GoSlowInterpreter

Go Slow Interpreter

Esta es una nueva serie de consejos y recomendaciones para los intérpretes, pero desde un ángulo diferente, a veces descuidado.  Y no diré la palabra, no sea que algunos de ustedes se asusten y dejen de leer inmediatamente. Sólo adivinen…

Decidí llamar a esta serie el movimiento #GoSlowIntepreter.  Mi objetivo es compartir algunas ideas y reflexiones que he sacado de mi experiencia como intérprete de conferencias e intérprete asesor, con la esperanza de contribuir a mejorar la calidad de nuestra vida laboral.

Primero, algunas aclaraciones: #GoSlow no significa hacer o ser menos, darse el lujo de holgazanear, o hacer todo más lentamente.  Nada está más lejos de la verdad.  Vivir despacio significa estar más presente en las mil cosas que haces cada día, ser más consciente de que este segundo es todo lo que tenemos, que el pasado se ha ido y el futuro nunca llegará porque, cuando lo haga, será el presente otra vez.

Ahora, ¿cómo se relaciona esto con la interpretación?

Había concebido el primer post de esta serie como ideas para implementar en la cabina del #GoSlowIntepreter pero, como el #coronavirus está dando de qué hablar, sentí que podía ofrecer consejos de emergencia.  Ahora bien, hay una sensación generalizada de inseguridad y estamos ante una verdadera amenaza para la humanidad.  La industria de los eventos se ha visto severamente afectada. Pero pongamos las cosas en contexto.  La humanidad ha pasado por muchas epidemias y pandemias antes y, en última instancia, todo se resuelve; por supuesto, siempre habrá daños colaterales.  Eso, no podemos evitarlo. Mientras el mundo científico trabaja a contrarreloj para contener el virus, ¿qué podemos hacer?

¿Qué significa todo esto para nosotros en el contexto de este movimiento de #GoSlowIntepreter?

Cuando tengas tu próxima cancelación, no entres en pánico. No te estreses, no te conviertas en un huésped propicio para el virus. ¡Inspira, exhala! Se ha demostrado que inhalar y exhalar a la cuenta de cuatro, y exhalar a la cuenta de seis, hará más lento el latido de tu corazón y disparará el pensamiento positivo; visualiza escenas positivas, como tú mismo en la cabina; concéntrate en las emociones saludables, no en el pánico. Piensa también en tomar clases de yoga o intensificar tu práctica de yoga; es un momento para compartir y apoyarse más, dándose atención y apreciación mutuas. Y, créeme, recurrir a estas técnicas es necesario.  Es extremadamente difícil para los seres humanos pensar positivamente en medio de una crisis.  El mérito pertenece a aquellos que pueden estar absolutamente seguros de algo aunque no haya sucedido todavía.

El siguiente paso es utilizar la adversidad para reflexionar sobre dónde te gustaría estar dentro de cuatro meses, por ejemplo. ¿Puedes usar este tiempo para afinar tus habilidades de interpretación?  ¿Mejorar uno de tus idiomas C?  ¿Diseñar ese sitio web profesional que nunca tienes tiempo de hacer?

Una vez que hayas decidido cómo utilizar este tiempo de adversidad tienes que tomar medidas.  Este es el paso más difícil.  Tal vez, el siguiente párrafo te ayude a ver por qué tienes que permanecer activo y accionar.

Sin romper ningún principio de confidencialidad puedo decir lo que dijo el CEO de una multinacional durante una conferencia de prensa.  Como intérpretes tendemos a no recordar, a menos que lo que oigamos sea significativo para nosotros.  Y esto ciertamente lo fue para mí.  Cuando le preguntaron sobre la crisis en Argentina, el CEO se encogió de hombros y dijo:  “¿Crisis?  He trabajado para esta empresa durante más de 20 años.  ¿Se imaginan cuántas crisis he presenciado?  Si hay una recomendación que puedo darles, es esta:  La crisis llegará a su fin y, cuando lo haga, tienen que estar preparados. Los que tendrán éxito en ese momento serán los que aprovechan el ciclo descendente”.

En conclusión, vengo de un país donde las crisis son parte de nuestro ADN. Creo que esto ayuda, ya que te vuelves más resiliente y estás absolutamente seguro de que “esto también pasará”; cuando lo haga, estarás preparado para pasar al siguiente nivel en tu carrera.  Ha funcionado para mí, ¿por qué no funcionaría para ti?  Con la certeza de que pronto volveremos a encontrarnos con comentarios más halagadores, te deseo a lo mejor.  Y, recuerda, aquí y ahora es todo lo que tenemos.