La norma IRAM 13612 sobre interpretación de lenguas

Una versión anterior de este artículo fue publicado por Calliope-Interpreters en agosto de 2016.

Argentina ha desempeñado un rol muy dinámico en la elaboración de las normas sobre la interpretación en los últimos años, influyendo tanto a nivel nacional como internacional. Se publicó a principios de 2018 la norma sobre interpretación que aglutina y servirá de base de todas las normas sobre especializaciones de interpretación, la norma IRAM 13612.

Las normas nacionales e internacionales están íntimamente ligadas

Las asociaciones profesionales como AIIC han participado activamente en la elaboración de normas internacionales relacionadas con la traducción y la interpretación, con el propósito de asegurar la calidad de los servicios de interpretación y alinearlos con otros servicios ya normalizados a nivel internacional.  Los países miembros, la industria, las ONG, y demás partes interesadas que integran el grupo de trabajo ISO TC37/SC5/WG2 “Interpreting” ponen a disposición todo el conocimiento y pericia de sus expertos para realizar este esencial trabajo.  Argentina ha desempeñado un rol protagónico en este sentido ya que tiene a su cargo la coordinación de los esfuerzos de normalización del Grupo de Trabajo 2 (WG2).

Es así que Argentina interviene activamente en la elaboración de las normas sobre interpretación a nivel internacional a través de su Comité Espejo en el IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación), el organismo nacional de normalización, líder en la publicación de normas nacionales relacionadas con la interpretación en Sudamérica.

Argentina, pionera en normalización en Sudamérica

A fines del año 2015, Argentina adoptó la norma ISO 13611 sobre interpretación en los servicios comunitarios, la primera norma internacional en el campo de la interpretación. Esta norma establece claramente la diferencia entre la interpretación en los servicios comunitarios –modalidad de interpretación que se ofrece a las personas que no pueden comunicarse en el idioma local en hospitales, centros comunitarios, escuelas, etc.- y otras especializaciones, como la interpretación de conferencias, que exigen que el intérprete adquiera y desarrolle un conjunto de destrezas muy diferentes.  La publicación de esta norma ha sido de vital importancia porque no solo ha servido para crear conciencia entre los solicitantes y usuarios de nuestros servicios, sino que tras su adopción en el país, todas las dependencias de gobierno deben basar los términos y condiciones de las licitaciones relacionadas con la interpretación en las disposiciones de la norma.

Desarrollo de una norma de interpretación que aglutina y sirve de base de las normas sobre las especializaciones en el sector

En el IRAM el grupo de expertos también ha comenzado a elaborar una norma sobre interpretación general de la cual se desprenderán las normas sobre las especializaciones de interpretación.  Incluye cláusulas sobre condiciones de trabajo, modalidades de interpretación y sobre las calificaciones de los intérpretes. El grupo local de expertos está integrado por representantes de la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC), facultades de traducción, la Asociación de Intérpretes de Conferencias de la Argentina (ADICA), y el Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA).

Los próximos meses son cruciales para el grupo de expertos porque la publicación de la norma está programada para fines de este año.  Se publicó a principios de 2018 la nueva norma nacional sobre interpretación, la 13612.

El éxito de estos esfuerzos de normalización en Argentina, y en otras partes del mundo, es el resultado de la estrecha colaboración y construcción de consenso entre muchos actores.  El fin último de la norma es garantizar a los usuarios un servicio de calidad, mejorar las condiciones de trabajo de los intérpretes y dar a conocer la profesión.  Estos esfuerzos cuentan con el apoyo incondicional de AIIC y ADICA.